Me canso de ser amable

Por fin HOY puedo decir que he terminado la Semana de la Moda en Madrid. Como muchos ya sabéis, siempre estoy metida por backstage cubriendo los desfiles. Esta edición, quería tomármela de forma más relajada y estar en otros desfiles del OFF y de Madrid es Moda, por variar y porque la L8 de Metro tiene cortado un tramo. Las cosas como son: paso de estresarme corriendo por dar rodeos a causa de ello.


El caso es que quería compartiros las sensaciones amargas que he vivido, no por desahogarme (que también) si no para que toméis conciencia de lo que hacemos muchas personas y no os dais cuenta.


La Industria de la Moda tiene varias caras, eso no es una novedad. Y los profesionales que amamos trabajar en ella -pese a todo- nos dejamos la piel y el alma en todo lo que hacemos. Pero no somos de las personas que abundamos. Y a medida que pasa el tiempo, edición tras edición de la Fashion, empiezo a entender por qué. Intento que estas cosas que vivo no afecten a mi forma de ser de la que tan orgullosa estoy, pero es inevitable contener tanta agua en el vaso. Y de verdad, quiero insistir en el hecho de que este año me lo he tomado todo de forma muy, muy relajada.


Pero como he titulado el post: Me canso de ser amable.


Fotográficamente hablando, nunca he sido de marcas de agua, me molestan, no me gustan. Pero es verdad que hace unos años, puse mi logo en pequeño, abajo, con una opacidad media para que molestara visualmente lo menos posible, con el fin de que las personas pudieran etiquetarme al publicar las fotografías, que muchas veces yo misma les enviaba. Facilitando la vida al resto para que sean respetuosos profesionalmente hablando, vamos.


Bien pues... eso se acabó. Y se acabó para todos. Este año ha sido la gota que ha colmado mi vaso de paciencia respecto a este tema y ya, en próximas ediciones, las fotografías no remuneradas van a ir con una marca de agua a lo gettyimages©. Aunque me moleste la vida verlas así, porque esta claro que las personas, cuando las respondes con amabilidad, buenas acciones y toda la ayuda del mundo para que progresen en su carrera como modelos, te responden muchas de ellas poco más que escupiéndote a la cara.


Y ahora es cuando se caldea el post.

No sé qué tipo de educación os habrán dado en casa, pero deberíais saber que este mundo es muy pequeño y que ir de divas cuando no sois más que proyectos de modelo, os va a hacer que os quedéis en eso: en proyectos de.

Luego vendrán los lloros de por qué no vienen trabajos remunerados y las frustraciones, mezclado todo con un toque de: seamos falsas con Kristen para que nos pase las fotos y luego si te he visto, no me acuerdo. Eso sí: recurro a ti la próxima edición para que también me muevas en futuros desfiles, porque seguro no te acuerdas de mi cara. ¡Vamos hombre!

Yo, de verdad, no sé qué os pensáis. Es que, además, se os ve venir. Y como no tienen que pagar justos por pecadores, intento dar siempre primeras oportunidades a todo el mundo, pero de verdad: me canso y mucho. Es que no sé como hay algunas de vosotras con la cara de pedirme el material, sin educación y sin tan siquiera seguirme por redes. O aquello de: te sigo, te pido y cuando lo tengo, te dejo de seguir.

Es que es tan absurdo que no sé ni cómo explicar lo que me provoca ver esas acciones. Que ojo, no quiero que esto se interprete como tener más o menos seguidores, si no en el contexto de educación y respeto profesionales.

¿Acaso os pensáis que no vamos a coincidir más veces? Y cuando llegue ese momento qué. ¿Me como la respuesta o te la lanzo quedando como la borde que soy para muchas personas que ya han tenido estas lindezas conmigo?

Luego están también las adulaciones cansinas. Ya sé que mis fotos son buenas, si no fuera buena fotógrafa, no seguiría siéndolo. Porque vivir de la fotografía, hoy en día con tantas e infinitas colaboraciones, es imposible si no se te da medianamente bien o tiras los precios de una forma vergonzosa. Y ni con esas. Para luego tener el mismo fin: conseguir sangrarte e intentar tener fotos gratis en un futuro.

Pues lo siento, no. No hago colaboraciones con divas a las que les han comido la oreja en una escuela para sacarles el dinero o como se suele decir: no tienen abuela. Si quiero trabajar con new faces, trabajo con mis alumnas, que para eso han confiado en mi para que las asesore y confío en su potencial. Y si tengo que hacer alguna colaboración, la hago con modelos de agencias con nombre, como hacen mis compañeros de profesión. Porque a cierto nivel y años de experiencia, de hacer un proyecto, necesitas un nivel acorde al tuyo. Le pese a quien le pese.


Y por cosas como éstas siempre digo, que para ser modelo profesional, no sólo necesitas saber técnica, si no otra serie de factores que también van a influir en tu carrera. Que no sois más listas que ningún profesional que llevamos años en la Industria, que me pongo yo, como puedo poner a diseñadores y otros compañeros de profesión. Que nos mordemos mucho la lengua porque nosotros sí tenemos cierta educación, pero que sabemos de qué palo vais y que se os huele en la distancia.

Quizá este post lo guarde entre mis favoritos para la próxima edición, cuando me venga la nueva tanda de chicas falsas divas de la vida, pasarles el link directamente. ¿O eso también sería ser borde?

En fin, nos vemos en el próximo post.

Gracias por la lectura ;) Kristen






159 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo